External Expansion Limited

Wednesday, 5 March 2014

DROPSHIPPING: UNA NUEVA FORMA DE VENDER EN EL EXTRANJERO


Comprendiendo el significado de la exportación y algunos matices al respecto, nos topamos con el Dropshipping: un proceso en expansión que facilita la comercialización de los productos a nivel internacional.
 
Cuando alguien piensa en exportar debe saber qué significa sacar de su país de origen las mercancías y productos nacionales para que sean usados o consumidos en el extranjero. Obviamente, esto requiere el conocimiento de un importante proceso que exige muchos requisitos que se deben cumplir por parte del vendedor.

Por otro lado, existe el concepto inverso que es la importación, consistiendo en la introducción legal de productos o servicios extranjeros al país de destino. Al igual que en el concepto anterior, esto requiere el conocimiento de un proceso con otros tantos requisitos a cumplir por el comprador.

Ahora bien, si exportamos debemos ser nosotros los que conozcamos todo lo necesario para que nuestros productos salgan del país, introducirlos en la aduana y lleguen al extranjero; y viceversa, si un extranjero compra nuestros productos para recibirlos en su país de origen, deberá conocer todos los requisitos necesarios para sacar los productos que nosotros le vendamos de su aduana, ya que actuaría como importador desde su propio país.

Esto, además del contrato de compra-venta, lo determinan los Incoterms (Internacional Commercial Terms) o Términos Internacionales de Comercio, que son las reglas de tres letras cada una, donde se reflejan las condiciones voluntarias entre la parte vendedora y compradora acerca de la entrega de las mercancías. Con el incoterm EXW (Exworks), el vendedor pone a disposición del comprador sus productos en la puerta de sus instalaciones sin realizar ningún tipo de trámite. Por lo tanto, es el comprador quien debe cumplir con absolutamente todos los requisitos para sacarlos del país de origen e introducir los productos en su país de destino. En el lado totalmente opuesto, el incoterm DDP (Delivered Duty Paid), el vendedor paga todos los gastos hasta dejar la mercancía en el punto convenido en el país de destino. El comprador no realiza ningún tipo de trámite, ya que incluso los gastos de aduana de importación son asumidos por el vendedor.

Estos dos términos que acabamos de explicar son los casos más extremos, que encierran un papel más activo o pasivo de las diferentes partes que interactúan en una transacción internacional. Existen otros incoterms, y, claro está, debemos saber, en base al producto que vendemos, cuál sería el que mejor se adapta a nuestra empresa para su exportación.

También es cierto, que la internacionalización es un proceso que involucra todas las áreas de una empresa, requiriendo mucha dedicación, esfuerzo y preparación para llegar a ser un exportador continuado en el tiempo. En nuestra consultora somos conscientes de ello y es por eso que ofrecemos nuestros servicios para preparar a las empresas y empresarios con el propósito de conseguir este objetivo. No obstante, existen muchas otras empresas o personas que no pueden permitirse de entrada un proceso de tal magnitud, por lo que estamos dispuestos a ayudar a este tipo de empresas, a autónomos, empresarios individuales o incluso emprendedores, a conseguir expandirse en el exterior sin la necesidad de aplicar exhaustivamente un método de internacionalización consiguiendo aún así resultados muy efectivos.

No es fácil, nada lo es; y además, si de entrada te ponen una lista de requerimientos que debes cumplir, estamos convencidos de que muchos se quedan sin intentarlo porque no se ven capacitados para hacer todo lo necesario para llevarlo a cabo.

Ahora muchos dirán, y no sin razón, que el reto de vender en el exterior va mucho más allá de enviar casualmente una remesa de tu producto o dar un servicio concreto en el extranjero, porque exportar requiere tiempo y esfuerzo, que implican muchos recursos y el gran compromiso de competir en los nuevos mercados más diversificados, cosa que no nos cansamos de comentar, pero por algo se empieza y antes de invertir tiempo y dinero en algo que aún no conozco, es preferible contactar con especialistas que puedan asesorarnos al respecto y conseguir así nuestra primera experiencia exportadora.

Seguro que esto nos costará menos tiempo y dinero y nos dará una idea de hasta dónde podríamos llegar si nos preparamos, para que vender en el extranjero sea una actividad importante dentro de nuestra empresa.

Este artículo está principalmente dirigido a emprendedores, pequeños empresarios y todos aquellos que, sin tener una gran infraestructura, crean que exportar con el tiempo les facilite continuar creciendo en su país de origen y en el extranjero.

Debemos de saber que en el mundo globalizado actual tenemos que estar a la vanguardia de las nuevas tecnologías, tanto en el proceso productivo como de gestión, procurando tener una infraestructura mínima para comunicarse con los clientes del extranjero en el menor tiempo posible. La disponibilidad de un sitio web, es de gran importancia para poder difundir los productos, la empresa y captar nuevas oportunidades de negocio.

A raíz de esto, estamos apreciando que el DropShipping es un proceso en expansión que facilita la comercialización de los productos a nivel internacional, tanto al por menor como al por mayor. Esta modalidad consiste en que el minorista o parte comercializadora en la zona destino, vende por tiendas en internet los productos, sin tener que guardar los bienes en su inventario, ya que pasa los pedidos de los clientes finales y detalles de envío al mayorista o parte productora, quien entonces despacha el pedido directamente al cliente en nombre del minorista.

El minorista o tienda virtual es propietario de la base de clientes y es quien factura a los mismos, realizando la promoción, gestión de disponibilidad y plazos de entrega de los productos. El minorista debe tener ciertos conocimientos de informática, como de todas las nuevas formas de promocionar los productos en las redes sociales, lo que hoy conocemos como el comunity manager, marketing digital y gestión de blogs que proporcionen caudal de clientes a sus tiendas especializadas.

El mayorista, proveedor o exportador, además de despachar los pedidos, se encarga de gestionar las devoluciones, previamente producir o comprar, almacenar y empaquetar los productos comercializados.

Esto inicialmente, nos dará una idea de la viabilidad de colocar el producto fuera de nuestras fronteras, ya que con el asesoramiento de un especialista interesado en comercializar nuestro producto, lo habremos preparado para venderlo en el exterior y nos habremos ahorrado unos cuantos pasos necesarios para exportar con éxito, porque parte de los mismos serían realizados por nuestro minorista encargado de la comercialización.

En Europa ya existen consultoras que están especializadas en la apertura de canales comerciales online, que le facilitan la comercialización de sus productos de manera internacional y de forma continuada con el rol que acabamos de describir. Una de ellas es la nuestra y estaremos encantados de asesorarle y prestarle todos nuestros servicios al respecto.

Será cuestión de que nos expongan lo que tienen para comercializar y veremos de qué manera sus productos pueden llegar a esos consumidores finales que se encuentran fuera de las fronteras de su país de origen.

Si desea mayor información o requiere de servicios relacionados con este artículo, no dude en ponerse en contacto a través de nuestra página web en www.externalexpansion.net o directamente en nuestro correo electrónico info@externalexpansion.net.

Hasta el próximo artículo...

Leonardo Dufau
LinkedIn

No comments:

Post a Comment

Dear customer your inquiry has been logged and will be answered within 24 hours.

Estimado cliente su consulta ha sido registrada y será atendida en un plazo de 24hs.