External Expansion Limited

Wednesday, 19 February 2014

EL MERCADO EUROPEO Y SU MOTOR ALEMAN

Alemania interviene favorablemente en el resto de las economías europeas, mientras que éstas ven con recelo su mejor situación y creen lo contrario. Es necesario revertir esta concepción y que el conjunto de la Unión Europea trabaje para transpolar el éxito Alemán en el comercio exterior, propiciando un clima favorable que fomente el comercio internacional de Europa internamente y con el resto del Mundo.

La Unión Europea ha beneficiado a Alemania indiscutiblemente; pero no tengan dudas, que también ha beneficiado al resto de los países europeos, aunque algunos hayan sido rescatados. No olvidemos que, previamente a las ayudas recibidas, los hoy llamados "países periféricos" de la euro zona vivieron como países desarrollados. Está claro que no lo han hecho muy bien, pero es que culturalmente todos los países europeos son diferentes unos de los otros, e incluso, dentro de muchos de ellos existen concepciones que los dividen del resto del país, como por ejemplo, el actual caso de la intención independentista de Cataluña del resto de España.

De acuerdo a lo que es de interés en este blog, de cara al comercio internacional, no debe caber duda que la Unión Europea favorece el comercio entre estos países y el resto de economías fuera de la Unión. También, es necesario el mantenimiento y continuidad de la zona euro, así como la sucesiva incorporación de más países en lo que respecta a mantener una política monetaria única.

Observando la situación europea actual, muchos critican que Alemania sea el único favorecido por esta unión y que no ha sufrido los devastadores acontecimientos de la crisis como la mayoría de las economías que integran la región; pero no es así, ya que Alemania, por la crisis, vio afectado también su mercado laboral con incremento de su tasa de paro, aunque sí es cierto, que sufrió la crisis por un período menor de tiempo. No deben existir dudas, de que lo hacen relativamente mejor que el resto de las economías de la Comunidad Europea.

Hace poco tiempo, el vicepresidente de la Comisión Europea, Olli Rehn, publicó un artículo en su blog, apelando a que el superávit alemán ha de servir para transformar beneficiosamente al resto de las economías de la euro zona. En consecuencia, una de las recetas puestas sobre la mesa para estimular la producción nacional del resto de las economías europeas, ha sido el ingrediente principal del comercio exterior, consistiendo en esforzarse por mejorar la capacidad competitiva en el mercado internacional, es decir, se ha estado fomentando copiar el modelo alemán. Esto ocurre porque Alemania lo ha hecho demasiado bien, y deberá sentar las bases que les permitan a sus socios europeos crecer en esta materia al igual que ellos.

En Alemania, Ángela Merkel ha formado su nuevo gobierno y se está preparando para afrontar los nuevos retos. Debe asumir retos importantes en las reformas necesarias de su política interior y continuar su compromiso con la política del euro y la política europea. Estas dos últimas influyen en la gestión que deberá hacer Alemania del superávit de cuenta corriente, ya que importantes organismos como el Fondo Monetario Internacional, la Comisión Europea y el Ministerio de Finanzas Norteamericano, critican y ven con inquietud el desequilibrio existente entre las importaciones y exportaciones alemanas. En 2012 las exportaciones alemanas alcanzaron el 43% del producto interno bruto (PIB) y el superávit se situó aproximadamente en 170 mil millones de euros o el 6,4% del PIB. En 2013, sólo en el primer semestre, superaba el 7% del PIB.

Esto no es ninguna novedad, porque Alemania exporta más de lo que importa desde 1952. Hasta el cambio de milenio, Alemania mantenía un superávit entre el 1% y 2%, como máximo del 4% del PIB, y coincidiendo con la nueva moneda única, la cifra comenzó a superar el 6% manteniéndose persistentemente en ese nivel, lo que demuestra sin ninguna duda, que Alemania tiene una competitividad superior, y es esto lo que deben aprender a hacer el resto de los países de la Unión Europea, y Alemania enseñarles a cómo hacerlo.

Otro dato que fundamenta que Alemania no debería poner freno a sus exportaciones para no afectar al resto de los países de la euro zona, es que su superávit por cuenta corriente se genera sobre todo fuera de la euro zona o de la UE, principalmente con Asia, Europa del Este y EEUU. El inconveniente que vemos es que la fortaleza exportadora alemana, asociada a una débil importación, conlleva el mantenimiento de un tipo de cambio elevado del euro, lo que afecta a las exportaciones y crecimiento de otros países de la zona euro. Por esta razón, la Comisión Europea debate establecer un límite del 6% del PIB para el superávit en la balanza comercial, a pesar de que comprometer la ventaja competitiva alemana para que el conjunto de la zona euro no padezca las consecuencias no es una salida, ya que por otro lado, los activos exteriores que acumulan por los excedentes alemanes de exportación conllevan riesgos elevados de pérdidas, como fue el caso de la quita de deuda en Grecia principalmente padecida por ellos. A este respecto, el Instituto Alemán para la Investigación Económica calculó que los alemanes desde 1999 acumularon pérdidas por valor de 400 mil millones de euros por sus activos exteriores.

Lo que se debería de hacer es fortalecer el consumo y las inversiones internas en Alemania, sin poner en peligro sus exportaciones. Estimulando la demanda interna y las inversiones se reduciría el superávit en la balanza comercial. Desde el punto de vista del consumo interno, existen barreras burocráticas que impiden la creación de nuevas empresas, por lo que es necesario continuar por el camino de la reducción de estas barreras y fomentar las participaciones de capital riesgo. Al mismo tiempo, se debería favorecer el incremento de los salarios y mejorar principalmente las oportunidades laborales de las mujeres. Desde el punto de vista de las inversiones internas, existen estudios que revelan unos niveles muy bajos de las mismas. Por lo tanto, Alemania debe quitar el freno a la deuda, aunque se encuentre justificado, ya que esta situación bloquea las inversiones públicas. También, se observa que el cambio del modelo energético genera inseguridad y un clima negativo para las inversiones en este mismo mercado. Además, frenar la subida de los alquileres desmotiva las inversiones en la construcción de viviendas. Por otro lado, la regulación excesiva del conjunto de las infraestructuras afecta negativamente a la inversión, por lo que se debería liberalizar el mercado en los servicios de infraestructuras generando un clima propicio que atraiga inversiones privadas extranjeras con unas condiciones marco fiables que favorezcan a la competencia y los inversores dentro de Alemania.

Está claro que debilitar al motor de la economía europea no favorecerá el arranque de los más débiles. No deben haber dudas que es necesario y se les debería exigir al resto de los estados miembros mejorar su situación competitiva para situarse al nivel de Alemania, y no lo contrario. A la vez, Alemania deberá realizar un buen trabajo interno en su propio interés, actuando sobre esos pequeños desequilibrios que le afectarán sin duda en el largo plazo; obviamente, sin perjudicar sus exportaciones.

Si se implementan estas políticas por parte de Alemania y el conjunto de la Comunidad Europea, creemos que podría abrirse un camino importante de oportunidades para el resto de los países europeos, que favorezca el incremento de sus exportaciones hacia Alemania, como así también al resto del mundo, ya que al mismo tiempo irían mejorando su propia competitividad.

De todas maneras, habrá que estar atentos al panorama actual internacional que se avecina por parte de los países emergentes sin creernos que alguien pueda estar al margen, tema que, hablaremos en un próximo articulo.

Si desea mayor información o requiere de servicios relacionados con este artículo, no dude en ponerse en contacto a través de nuestra página web en www.externalexpansion.net o directamente en nuestro correo electrónico info@externalexpansion.net.

Hasta el próximo articulo...

Leonardo Dufau
LinkedIn

No comments:

Post a Comment

Dear customer your inquiry has been logged and will be answered within 24 hours.

Estimado cliente su consulta ha sido registrada y será atendida en un plazo de 24hs.