External Expansion Limited

Friday, 31 January 2014

LATINOAMÉRICA Y SUS PERSPECTIVAS DE CRECIMIENTO

Las economías emergentes latinoamericanas mantendrán la senda del crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) acompañadas por la alta dependencia en los precios de las materias primas, los desbarajustes internos políticos y sociales, unidos como siempre a importantes tasas de inflación.
Las cifras económicas demuestran que la economía latinoamericana en su conjunto se viene desacelerando durante el año 2012 después de la rápida recuperación de la crisis mundial de 2008, no obstante, economistas de organismos internacionales, bancos de inversión y grandes consultoras esperan que el 2014 sea mejor que el 2013. Esto es debido al cambio en la política económica de EEUU, que ha decidido empezar a revertir un ciclo de 5 años de dólar barato, que en su momento incentivó la inversión en productos básicos y mercados emergentes; y ahora motiva que los altos precios de las materias primas comiencen a caer y los capitales especulativos a marcharse.
Debo aclarar que los pronósticos son simplemente eso, algo que puede ser y estamos acostumbrándonos a que a veces sean equivocados, por lo que deben tomarse como una guía ante la incertidumbre latente en un mundo globalizado.
Analizando las perspectivas de crecimiento individuales de los países que forman parte de Latinoamérica, y según los datos revelados por una importante firma británica que elabora promedios en base a los pronósticos de consultoras y bancos, se observan predicciones muy dispares para la región.
Brasil, tras el 0,9% del año 2012 registró en 2013 un crecimiento estimado en el PIB del 2,3%, a pesar de haber sido un año en el que estallaron diversas protestas sociales. Los expertos prevén un crecimiento del 2,7% para el 2014, ya que este año en este país se celebran elecciones presidenciales donde Dilma Rousseff busca su reelección y se celebra el Mundial de fútbol. Podemos comentar que, en este caso, existen disparidad de vaticinios entre el más pesimista del 1,8% al más optimista del 3,5%; debido a que la expansión brasileña depende más de los precios de las materias primas, fuertemente influidas por la economía china y su mercado interno, que del norteamericano. También, afectado por la reciente devaluación de Argentina, Brasil va a perder parte de sus exportaciones con la crisis en el país vecino, por lo tanto, si no busca mercados alternativos, como Asia y México, para redireccionar sus productos, puede que estas predicciones se queden muy lejos de la realidad. Calculan una inflación del 6% en 2014, después del 5,6% en 2013.
México, como segunda economía de la región, pasó del 3,8% de crecimiento del 2012 al 1,3% de crecimiento estimado del PIB en 2013. Esto ocurrió debido a las reformas implementadas en el país en el sector energético, fiscal, educativo y de telecomunicaciones, combinadas además con noticias de violencia y de formación de milicias paramilitares para controlarlas. Para 2014, los expertos auguran un crecimiento del 3,4%, gracias a la demanda de EEUU y el aumento de las inversiones chinas en minería, energía e infraestructuras. Calculan una inflación que subirá relativamente poco, pasando del 3,8% del 2013 a un 3,9% para este año.
Respecto a Argentina, todos coinciden en la escasa credibilidad de sus estadísticas, que incluso no son tenidas en cuenta por el Banco Mundial. Considerando los datos revelados por la oposición al Gobierno de Cristina Fernández, podríamos decir que el PIB creció del 0,3% del 2012 al 3,1% en 2013 aproximadamente. Para 2014, se espera un incremento en el PIB del 1,8%. Debemos considerar que la economía argentina depende principalmente de la economía de China y Brasil, de su mercado interno y de la cosecha agrícola de EEUU, que influyen en la determinación del precio de las materias primas agrícolas de exportación. En este país, como en cualquiera de los otros países latinoamericanos, un factor endógeno clave es la inflación, prácticamente incontrolable en su historia, que fue calculada de forma privada en un 26,6% en 2013 y que podría llegar al 27% en 2014, no obstante, devaluación por medio podría hacer que estás previsiones se disparen, a expensas de las siguientes medidas que establezca el gobierno argentino.
Venezuela, tuvo una ralentización importante en su PIB pasando del 5,6% de crecimiento del 2012 al 1,3% en 2013. Esto ha ocurrido porque la economía venezolana fluctúa de acuerdo a sus problemas internos, además de la evolución del precio del petróleo, que no sólo depende de China, EEUU y la Unión Europea, sino también de Oriente Próximo. Este pasado año los problemas internos debido a la muerte de Chávez y la postulación del elegido Maduro ha llevado a un fuerte debilitamiento de su economía, por lo que las estimaciones de crecimiento del PIB no son muy alentadoras y se aproximan al 0,5%. El Gobierno de Nicolás Maduro reconoció una inflación del 56,2%, por lo que los pronósticos a este respecto, sin que lleguen a dar una cifra alta porque en este caso la realidad superó todas las predicciones, afirman que seguirá siendo alta para este 2014.
Colombia, que había crecido en 2012 un 4,2% y redujo su crecimiento al 3,9% en 2013, para el año 2014 se estima que crezca hasta 4,6%, desde algunos puntos de vista una previsión muy optimista, ya que en este año el presidente Juan Manuel Santos aguarda una reelección y es un país al igual que Venezuela que depende mucho de los precios del petróleo, además del precio de los minerales. La inflación en 2012 fue del 2,4% y la del 2013 del 2,27%, por lo que se espera que se mantenga la misma en cifras similares para el 2014.
Chile, que pasó de crecer del 5,6% del 2012 al 4,2% en 2013, parece que no dejará de tener un decrecimiento moderado, ya que las predicciones de crecimiento para el 2014 dicen que no superaría el 4,1%. Este año está marcado por el regreso de la socialista Bachelet al poder que viene de ganar las elecciones en una segunda vuelta. Este país tiene una gran dependencia de las exportaciones de cobre que representan la mitad de las mismas y cuyo precio depende en mayor o menor medida de la robustez de China. Es uno de los grandes países de Latinoamérica con tasas bajas de inflación, siendo del 1,5% en 2012 y en el 2013 del 2,2%, por lo que se augura del 1,8% para el 2014.
Perú, donde el 55% de lo exportado son minerales (cobre y oro - este último con un precio en caída durante 2013, luego de un crecimiento ininterrumpido desde el 2000), había crecido en 2012 un 6,3% pasando al 5.2% en 2013. Bajo el mandato del Presidente nacionalista Ollanta Humala se presume que el crecimiento se mantenga moderado en una tasa del 5,5% para el 2014. La inflación estará contenida en torno al 3% para el 2014, siendo la del 2013 del 3,28%.
El resto de países latinoamericanos no están alejados de los datos de sus vecinos, con tasas de crecimiento positivas y, asimismo, mantendrán cifras de inflación similares. El factor común de estas economías radica en la desigualdad social y la influencia en los precios de las materias primas.
Es necesario reconducir estas economías a la producción de productos manufacturados, combatir la corrupción interna, mejorar la distribución del ingreso para palear la desigualdad social y mejorar las infraestructuras que potencien la comercialización internacional de sus productos.
Si desea mayor información o requiere de servicios relacionados con este artículo, no dude en ponerse en contacto a través de nuestra página web en www.externalexpansion.net o directamente en nuestro correo electrónico info@externalexpansion.net.

Hasta el próximo articulo...

Leonardo Dufau 
LinkedIn

No comments:

Post a Comment

Dear customer your inquiry has been logged and will be answered within 24 hours.

Estimado cliente su consulta ha sido registrada y será atendida en un plazo de 24hs.